viernes, 19 de enero de 2018

Nadie lo publica todo en este mundo.

Muñequitos de Matanzas, paradigma de la Rumba Cubana.
 Por Eduardo

Anónimo que creo que es Orlando:
Te cuento que yo me enteré de los lanzamientos de cohetes de Corea del Norte por el noticiero de la televisión cubana (NTV). Y en nuestra televisión han sido transmitidas las declaraciones de Tarek William Saab, actual Fiscal General de Venezuela sobre los casos de corrupción en PDVSA, específicamente en CITGO. Lo que pasa es que ningún país transmite todo lo que pasa fuera de sus fronteras.
Te pongo un ejemplo, Telesur, si te pones a mirar sus transmisiones, y aunque es un canal multinacional, funciona como una televisora venezolana. El 80% de las informaciones que se transmiten son venezolanas. Por ejemplo, los Diablos Danzantes de Venezuela fueron declarados patrimonio inmaterial de la humanidad. Telesur reflejó la información hasta la saciedad. Sin embargo el año pasado la Rumba Cubana recibió igual nombramiento, y este año pasó lo mismo con el Punto Cubano, y la tele emisora fundada por Chávez para divulgar el quehacer de nuestros pueblos no mencionó un simple párrafo al respecto. Tampoco recibió cobertura en Telesur, la declaración de La Habana, como una de las “7 ciudades maravillas del mundo”.

viernes, 12 de enero de 2018

La Tukola y el Cachito, amenazas para la seguridad nacional de Yumilandia.

Si eres yuma y viajas a Cuba, cuidado con tropezar con una latica de estas
 Por Eduardo

Anónimo:
No existe para Cuba, por cuestiones obvias de cercanía geográfica, otro país de donde podamos comprar nuestras importaciones o colocar nuestras exportaciones que los Estados Unidos. No es lo mismo traer ese microondas que mencionas de China, o Europa que desde Miami. Los costos se elevan a veces hasta tres veces. Si a eso sumas que no podemos hacer transacciones financiares usando el dólar como moneda, la cosa se complica aún más. Lo natural para Cuba sería comercial en primer lugar con los EEUU. Pero nuestro vecino, desde que Fidel les dio la tierra a los campesinos y aplicó la Ley de Reforma Agraria, nos eliminó la cuota azucarera, y dejó de vendernos petróleo.
Después vino la negativa de las petroleras yanquis a procesar petróleo soviético en sus refinerías, Fidel se las nacionalizó, y comenzó el bloqueo. Y el bloqueo no lo quitan, porque los EEUU no está interesado en negociar con Cuba en igualdad de condiciones, sino que se empeñan en la rendición incondicional de la Revolución Cubana, cosa que a nadie en la isla le pasa por la mente a excepción de los contrarrevolucionarios, que son minoría como bien se conoce.

viernes, 5 de enero de 2018

Después que se retiran, los políticos norteamericanos son buenísimos.

Trump y Obama. Foto tomada de Cubadebate
 Por Eduardo

Orlando:
Lo bueno que tienen los políticos yanquis, muchos de los cuales han estudiado en las grandes universidades grandes como Princenton, Harvard, UCLA (una de las más liberales y avanzadas), etc, es que una vez que están fuera del agua, nadan excelentemente. Recuerdo la cara de Robert Mac Namara en la Habana, en el encuentro por los 30 años de la Crisis de Octubre, como jaraneaba con Fidel. Uno no imaginaba que años antes eran dos adversarios que estuvieron a punto de involucrarse nada más y nada menos que en una guerra a cohetazos atómicos. En conclusiones, que cuando no tienen ya compromisos políticos se tornan muy liberales, casi al punto de tener convicciones humanistas.

domingo, 31 de diciembre de 2017

Feliz Año Nuevo 2018.


En el nuevo año 2018, continuaré creyendo en las ideologías revolucionarias, en el socialismo, en el comunismo, y en un futuro mejor de la humanidad, sin el yugo del imperio norteamericano. Seguiré creyendo además en el futuro socialista de Cuba, independiente, libre, democrática, soberana, próspera y sostenible; no así en el de una colonia yanqui, como muchos quisieran verla convertida algún día.


¡Muchas Felicidades en el Nuevo Año 2018!

viernes, 29 de diciembre de 2017

Como me gusta hablar español.

Miguel de Cervantes y Saavedra (Foto tomada de Ecured)
 Por Eduardo

Orlando:
Dile a Eric, que al mejor escribano se le va un borrón. Cuéntale que este humilde profesor ha impartido alrededor de 8 cursos de maestría y cuatro de pregrado en universidades fuera de Cuba todos en idioma inglés. He vivido en países, donde no he hablado español por largo tiempo, a no ser cuando me reúno con algún que otro cubano. Yo nunca he tenido problemas para comunicarme en inglés y entiendo sin ningún problema el acento y las frases idiomáticas de los británicos, los caribeños, de los yumas, y fíjate bien de los indios (los nativos de la India, no los habitantes originarios de América), que en mi opinión tienen el inglés más enrevesado y raro que puedas haber oído. Un ejemplo de ello lo tienes en el nerd indio en “The Bing Bang Theory”.
Normalmente cuando veo películas en la casa, desconecto los subtítulos para no perder el oído. Ahora estoy viendo el serial The Breakout Kings, que está buenísimo, y el jefe del equipo es un mulato cubano. Lástima que solo tengo hasta el capítulo 16. Con mi inglés he viajado a tres continentes, y nunca he tenido ninguna dificultad. Lo que cuando hablo tengo un acento latino que me resisto a perder.

viernes, 22 de diciembre de 2017

El componente chino de nuestra sangre.

Monumento al chino mambí (línea y L, Vedado)
Foto tomada de La Jiribilla
 Por Eduardo

Hola Evelio:
Me alegro de recibir tu visita en el blog. Tengo que reconocer que de mis “adversarios” de La Joven Cuba, eres uno de los que mantuvo hacia mí siempre un debate inteligente, respetuoso, a pesar de las diferencias consabidas. Yo tengo tu propia experiencia. En casi todos los países que he podido visitar los chinos son una constante. Para ellos no existen días feriados, ni descanso. Y son muy eficientes. Dos o tres muchachas chinas son capaces de atender un mercado de 100 metros cuadrados de superficie. Desayunan, almuerzan y comen frugalmente, y si tienen hambre la calman bebiendo té de un termito que siempre llevan consigo.
Un amigo me dijo un día que el propio gobierno chino es quien les presta el dinero para que monten sus negocios en el exterior, cosa perfectamente creíble. Con ello alivian un poco la carga demográfica de una población de más de 2000 millones de habitantes y crean “cabezas de playa”, en casi todos los puntos del planeta para la mercadería china.
Yo creo que en Cuba no necesitamos importar trabajadores chinos para levantar nuestra economía. Lo que necesitamos es que los trabajadores cubanos produzcan más, y que los burócratas corruptos, muchos de los cuales están siendo enjuiciados en estos días, paguen por dedicarse a medrar a costa del pueblo trabajador, en vez de administrar con honestidad los bienes que nuestro Estado puso en sus manos.

viernes, 15 de diciembre de 2017

La esencia que está oculta a los ojos.

Se realizan nuevas conversaciones de paz entre el ELN
y el gobierno colombiano. Foto: PL
 Por Eduardo

Orlando:
De verdad que cada uno cuenta la historia verdadera. Yo trabajé en Venezuela cerca de la frontera, y lo que te puedo decir es que los colombianos pasaban todos los días la frontera a llevarse la gasolina venezolana que valía en aquel entonces a 0,25 bolívares el litro a Colombia. Para que tengas una idea, una taza de café valía 5 bolívares. Y en aquel entonces el dólar americano valía 10 bolívares. Además la Guardia Nacional Bolivariana siempre estaba persiguiendo a los paramilitares colombianos que cruzaban la frontera para hacer cualquier cantidad de tropelías, entre ellas robarse las reses de los llaneros, violar campesinas y pasar drogas por la frontera.
Y eso de país en extrema violencia, sin comparas a Venezuela con Colombia, te puedo asegurar, que muchos colombianos han salvado la vida al ir a residir a la República Bolivariana, porque de lo contrario se hubiesen convertido en falsos positivos.